1- Siglo XX 1900 – 1923 Tratado de Lausana

El siglo XX es un periodo de cambios acelerados. El desarrollo de las comunicaciones y de las tecnologías van a influir en gran medida durante el transcurso de este periodo. Sin embargo, los problemas socioeconómicos y políticos derivados de la Revolución Industrial culminan a principios de siglo con la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y la Revolución Rusa (1917) y más tarde con la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y La Guerra Fría (1945-1989/1991).

También señalamos en España La Guerra Civil (1936-1939) y la Revolución mexicana (1910-1920), ya que interfieren en el estudio y desarrollo de la obra pictórica del artista que nos ocupa en este blog.

Estos hechos sacuden hasta lo más íntimo las conciencias de la población. El panorama europeo es desolador, ya que las guerras trajeron millones de muertos y muchas personas se vieron obligadas a abandonar sus países.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial, se inicia una reconstrucción que abarcará todos los ámbitos: políticos, económicos, ético y, por supuesto artístico. El auge de la tecnología, los medios de transporte y las telecomunicaciones convierten al planeta (por desgracia no en su total) en una “aldea” global que conoce, casi con total inmediatez, lo que ocurre en casi todo el mundo entero.

El período que antecedió a la Gran Guerra, la conocida como “Belle Epoque”, se caracterizó en el terreno internacional por una creciente tensión entre las grandes potencias. La globalización económica y al auge del colonialismo incrementaron las rivalidades. En ese contexto, una serie de crisis internacionales fueron conformando dos alianzas enfrentadas. El asesinato del Archiduque austriaco Francisco Fernando en Sarajevo en junio de 1914 fue el incidente que desencadenó la primera guerra mundial. Se llamó Paz Armada al período comprendido entre 1870 y 1914. Las naciones europeas reforzaron su economía y su armamento y crearon alianzas con otras potencias para neutralizar a sus rivales. El juego de rivalidades, amenazas y alianzas se puso en funcionamiento y comenzó la Primera Guerra Mundial.

La nueva política exterior alemana, la Weltpolitik, no explica por sí sola el proceso que llevó a la Gran Guerra. Para comprender este camino es necesario que reparemos en otras transformaciones de fondo que van alterar de manera decisiva el mundo que transitaba del siglo XIX al XX.

  • Las transformaciones del cambio de siglo y los conflictos entre las potencias

El primer cambio tiene lugar en el contexto de la globalización que estaba viviendo la economía mundial. El ascenso de Estados Unidos y Japón, significó el paso de un concierto europeo a un concierto mundial de potencias. Dos guerras en el tránsito de siglo ejemplifican esta transformación: la guerra hispano-norteamericana de 1898 y la guerra ruso-japonesa de 1905.

El segundo cambio vino propiciado por las transformaciones tecnológicas de la segunda revolución industrial. El dominio de las nuevas tecnologías e industrias provocó una nueva correlación de fuerzas entre las potencias. La cada vez más poderosa Alemania comenzó a desafiar la hegemonía británica. Este desafío se concretó en dos terrenos: la creciente competencia de la economía germana y el acelerado rearme naval alemán.

La tercera transformación la encontramos en la expansión colonial europea de fines del siglo XIX. La extensión de los imperios coloniales exacerbó la pugna por territorios y mercados, entre las potencias industriales europeas. La competencia no solo se dio por razones económicas. A menudo cuestiones políticas, geoestratégicas o de prestigio estuvieron detrás de los conflictos coloniales.

La expansión colonial tuvo importantes consecuencias:

  1. Los roces y conflictos entre las potencias tuvieron lugar en un marco geográfico mucho mayor, pudiendo tener lugar en cualquier sitio del mundo.
  2. La tendencia de los imperios a crear economías cerradas imperiales propició una feroz lucha por territorios. Posteriormente, cuando el reparto colonial hubo concluido, las potencias se lanzaron a una guerra de aranceles. El proteccionismo comercial fue otro elemento que enrareció las relaciones internacionales.

En este contexto, las rivalidades territoriales entre las potencias europeas se agudizaron. Estos dos conflictos estuvieron en el origen de la primera guerra mundial:

  1. Rivalidad franco-germana, ineludible desde la anexión de Alsacia-Lorena por Alemania en 1870.
  2. La rivalidad entre Rusia y Austria-Hungría por la hegemonía en los Balcanes aumentó por la creciente debilidad turca y el nacionalismo eslavo alentado por Rusia y dirigido contra los Habsburgo de Viena.

Un último elemento que no debemos olvidar es la rivalidad psicológica entre los pueblos. El nacionalismo fue sistemáticamente alentado por la prensa y por las campañas de militares y grandes industriales y aceptado de forma entusiasta por partes significativas de los pueblos. Los casos más evidentes se dieron en Francia, Alemania y Gran Bretaña. El odio al vecino fue más la norma que la excepción.

La formación de las alianzas 1893-1907

Bismarck  había construido una compleja red de tratados internacionales cuyo elemento clave era la Triple Alianza o Tríplice (1882) que ligaba a Alemania con Austria-Hungría e Italia. El principal objetivo del canciller alemán era el mantenimiento de un status quo que él consideraba beneficioso para Alemania.

El delicado edificio diplomático construido por Bismarck se vino abajo con la Weltpolitik impulsada por Guillermo II. Esta nueva actitud de Alemania, ambiciosa y agresiva, desencadenó un proceso de competencia y desconfianza del que nacieron dos bloques de potencias.

El primer resultado de la política internacional del nuevo Káiser fue lo que más había temido Bismarck el fin del aislamiento de Francia. En 1893 se firmó la Alianza franco-rusa, acuerdo que recogía un compromiso de ayuda militar en caso de guerra contra Alemania.

En 1905, ante la sorpresa mundial, Rusia era derrotada en la  guerra que le enfrentó a Japón. Este fracaso hizo que Rusia abandonara sus ambiciones en el Extremo Oriente y centrase su atención en los Balcanes, lo que llevó inevitablemente al choque con Austria-Hungría.

Empujadas por la creciente agresividad y ambición colonial de Alemania, Francia y Gran Bretaña pusieron fin a sus diferencias coloniales y firmaron la Entente Cordiale en 1904.

Por último, animadas por Francia y tras resolver sus problemas en Asia Central (Persia y Afganistán), el Reino Unido y Rusia firmaron en 1907 el Acuerdo anglo-ruso. Se ponían así las bases de la denominada Triple Entente entre Francia, Gran Bretaña y Rusia.

En un ambiente de creciente hostilidad entre las potencias, en los años previos al conflicto se configuraron dos grandes alianzas, la Triple Entente y la Triple Alianza, en torno a las cuales se formaron los bloques enfrentados en la primera guerra mundial.

  • Las crisis que precedieron al conflicto

En un contexto de creciente enfrentamiento entre las potencias, durante la década anterior a la guerra tuvieron lugar cuatro crisis internacionales que marcaron la evolución hacia el conflicto generalizado:

Primera crisis marroquí (1905-1906)

Guillermo II, aprovechando una visita a Tánger, proclamó que Alemania no permitiría que Marruecos pasara a ser dominado por una única potencia. Esta advertencia iba claramente dirigida a Francia, cada vez más presente en el reino norteafricano. Este desafío precipitó la convocatoria de la Conferencia de Algeciras (1906), a la que fueron convocadas todas las potencias europeas. Alemania quedó aislada y Francia recibió el claro apoyo británico.

La principal consecuencia fue la ratificación de la buena salud de la Entente Cordiale, lo que aprovechó Francia para propiciar el acercamiento entre Gran Bretaña y Rusia. La creciente agresividad germana disipó las diferencias entre Londres y San Petersburgo. En 1907 se firmó el Acuerdo anglo-ruso, nacía así la Triple Entente.

La anexión austriaca de Bosnia-Herzegovina (1908) 

Aprovechando la revolución de los Jóvenes Turcos en Turquía, Austria-Hungría se anexionó Bosnia. Alemania apoyó a su aliado y Rusia se vio forzada a ceder ante la agresión austríaca. Ni Francia ni Gran Bretaña se mostraron dispuestas a apoyar a Rusia en un eventual conflicto.

La única buena noticia para San Petersburgo fue que, aprovechando la debilidad turca, Bulgaria proclamó su independencia plena, rompiendo los lazos teóricos que aún la unían a Turquía. Los búlgaros, como los demás eslavos de la región, veían a Rusia como la gran potencia protectora eslava.

El ambiente en los Balcanes se enrareció aún más en un año en el que la pugna por la hegemonía naval entre Alemania y Gran Bretaña daba una escalada.

El incidente de Agadir en Marruecos (1911) 

El envío de un buque cañonero alemán a Agadir en un claro desafío a Francia provocó una grave crisis que concluyó con la firma de un acuerdo franco-alemán por el que Alemania daba manos libres a Francia en Marruecos a cambio de una parte importante del Congo francés.

Mientras la tensión internacional se agudizaba, la alianza franco-británica salió fortalecida al apoyar Londres resueltamente al gobierno de París.

Las guerras balcánicas (1912-1913)

Dos sucesivas guerras de los estados balcánicos, la primera contra Turquía y la segunda interna entre ellos (Serbia y Grecia y Montenegro contra Bulgaria) concluyeron con el Tratado de Bucarest (1913).

Las guerras balcánicas provocaron un vuelco en la situación en la zona:

  1. Turquía quedó reducida en los Balcanes a la región en torno a Estambul.
  2. Serbia (aliada de Rusia y defensora de los derechos de los eslavos en el imperio austro-húngaro) se consolidó como el principal estado de la región:
  3. Austria-Hungría, alarmada por el fortalecimiento serbio, llegó a la conclusión de que solo una guerra preventiva impediría que Serbia encabezara un levantamiento general de los eslavos en el Imperio de los Habsburgo, alentado por la gran potencia eslava, Rusia.
  4. Alemania estaba resuelta a apoyar a su aliado austro-húngaro en caso de conflicto.
  5. Rusia estaba decidida a intervenir en el caso de que Austria-Hungría atacase a Serbia. Francia, a su vez, era mucho más proclive a apoyar a Rusia en caso de guerra que en 1908.

El ambiente bélico se extendía en las diversas capitales europeas.

La crisis definitiva: el atentado de Sarajevo (verano de 1914)

En este ambiente de tensión, el 28 de junio de 1914 fue asesinado el Archiduque Francisco Fernando, sobrino del Emperador Francisco José I y heredero al trono austro-húngaro, en Sarajevo (Bosnia). Un activista serbobosnio, Gavrilo Princip, miembro de la organización nacionalista serbia “La Mano Negra”, fue el autor del magnicidio. Este atentado desencadenó una fatal serie de acontecimientos que desembocó en la guerra.

Las potencias cumplieron fielmente sus alianzas.

  • Primera Guerra Mundial (1914-1918)

A lo largo del conflicto, diversos estados se fueron uniendo a los dos bloques en conflicto. Las nuevas adhesiones tuvieron un papel clave a la hora de definir el vencedor de la guerra. Estos son los principales países contendientes y el año en el que entraron en guerra.

Año Entente o Aliados Imperios Centrales
Agosto  1914 Francia, Reino Unido, Rusia Serbia y Bélgica Alemania, Austria-Hungría
1914 Japón Turquía
1915 Italia Bulgaria
1916 Rumania
1917 Estados Unidos y Grecia
1918 Abandono de Rusia (Paz de Brest-Litovsk).

1914: La Guerra de Movimientos

En los inicios del conflicto, nadie esperaba una guerra que se extendería durante más de cuatro años. Los ingenuos soldados que iban al frente aún sonreían y los estados mayores tenían unos planes basados en la derrota rápida del enemigo.

Frente Occidental Frente Oriental Otros frentes
  • Plan Schlieffen: ataque alemán contra Francia a través de la neutral Bélgica. Moltke dirige las tropas germanas.
  • El ejército francés, al mando de Joffre, consigue frenar el ataque alemán en la batalla del Marne. (noviembre 1914).
  • Estabilización de los frentes: se inicia la guerra de trincheras.
  • Tras un inicial avance ruso, los alemanes se imponen, aunque no de forma definitiva, en la batalla de Tannenberg (agosto 1914).
  • Avances rusos ante Austria-Hungría.
  • Las tropas austro-húngaras fracasan en su ataque a Serbia.
  • Japón entra en guerra el 20 de agosto y se anexiona Tsingao (posesión alemana en China). En adelante, se desvincula prácticamente de la guerra.
  • Turquía entra en guerra en noviembre.

1915-1916: La Guerra de Posiciones

El enfrentamiento entre grandes potencias industriales llevó a la guerra a un nivel de violencia y horror nunca antes contemplado. La invención de nuevas armas, las granadas, los lanzallamas, los tanques, el gas…incrementó el horror y las masacres, pero, sin embargo, llevó en el frente occidental a un empate táctico. Los ejércitos se atrincheraron a lo largo de cientos y cientos de kilómetros. La guerra de trincheras se convirtió en un martirio para millones de hombres durante varios años.

Frente Occidental Frente Oriental Otros frentes
  • Estabilización de los frentes. Los sucesivos intentos de romper el frente se saldan en sangrientas carnicerías, que apenas significan avances de pocos kilómetros. Es la guerra de trincheras.
  • Italia entra en guerra junto a los Aliados, tras firmar el secreto Tratado de Londres (1915) Se abre el frente alpino entre Italia y Austria-Hungría.
  • En abril de 1915, los alemanes usan en Ypres (Bélgica) por primera vez gases tóxicos. La guerra química ha comenzado.
  • Falkenhayn ensaya la guerra de desgaste en Verdún (1916). El resultado son más de 600.00 bajas sin avances significativos.
  • Los aliados contraatacaron el el Somme con idénticos resultados.
  • La batalla naval de Jutlandia reafirma el bloqueo naval de Alemania. Los germanos inician la guerra submarina.
  • El hundimiento del crucero de lujo Lusitania hace plantearse a los EE.UU. la intervención.
  • Avances alemanes bajo la dirección de Hindemburg. Alemania ocupa la Polonia rusa y Lituania.
  • Austria-Hungría conquista Serbia y recupera Galitzia.
  • Bulgaria entra en guerra junto a los Imperios Centrales en octubre de 1915.
  • Rumania se une en 1916 a la Entente y es rápidamente derrotada.
  • Desembarco francés en Grecia (1915).
  • Pequeños avances del ejército turco en el Cáucaso frente a los rusos. Los británicos inician su avance desde Egipto, capturando Palestina.
  • Sangriento fracaso del desembarco británico en Gallipoli, Turquía.

1917: El momento clave de la guerra

El enorme costo de vidas en los frentes, las penurias de la población civil y la conciencia de que la guerra no iba a concluir pronto extendieron el desánimo en todos los países contendientes. Los ejemplos son múltiples: oleada de huelgas en Gran Bretaña en 1916, motines en el ejército francés en 1917, aumento de las demandas nacionalistas en Austria-Hungría…Sin embargo, serán dos los acontecimientos clave que decidirán el signo de la guerra: la revolución soviética en Rusia y la entrada de Estados Unidos en el conflicto.

Frente Occidental Frente Oriental Otros frentes
  • Enero: Alemania reanuda la guerra submarina. Las cuantiosas pérdidas económicas y humanas norteamericanas deciden a Wilson. Estados Unidos entra en guerra en abril de 1917.
  • El descontento se extiende entre los contendientes. Motines en el ejército francés son duramente reprimidos.
  • Derrota italiana en Caporetto (octubre 1917).
  • Revolución rusa (febrero-octubre 1917). Los bolcheviques de Lenin en el poder.
  • Rusia firma el armisticio en diciembre. Moderados avances de los Imperios Centrales.
  • Grecia entra en guerra junto a la Entente.
Las tropas británicas avanzan por el Oriente Medio (Bagdad, Jerusalén).

1918: El Desenlace

El abandono de la guerra por parte de la Rusia revolucionaria permitió a Alemania concentrar todas sus fuerzas en el frente occidental. El verano de 1918 fue testigo de los últimos y desesperados ataques germanos. Sin embargo, sus aliados estaban al borde de la extenuación militar y económica. La llegada de las tropas norteamericanas desequilibró definitivamente la balanza en favor de la Entente.

Frente Occidental Frente Oriental Otros frentes
  • El presidente Wilson pronuncia el discurso de los 14 puntos proponiendo las condiciones necesarias para la paz (enero 1918).
  • Ofensivas alemanas (marzo-julio).
  • Llegada masiva de tropas norteamericanas, propicia la contraofensiva definitiva de la Entente bajo el mando de Foch (julio-septiembre).
  • Hindemburg y Ludendorff comunican al Kaiser Guillermo II la imposibilidad de continuar la guerra.
  • Victoria italiana en Vittorio Veneto (octubre).
  • Austria-Hungría firma el armisticio (3 noviembre).
  • La conciencia de la derrota provoca la revolución en Alemania.  El Kaiser abdica y huye a Holanda. Se proclama la República (9 noviembre).
  • Alemania firma el armisticio (11 noviembre 1918).
  • El estallido de la guerra civil en Rusia fuerza a la delegación rusa a firmar el Tratado de Brest-Litovsk (3 marzo 1918).
  • La Rusia soviética abandona el conflicto y cede grandes territorios a los Imperios Centrales.
  • Tras el ataque francés desde Grecia, Bulgaria firma el armisticio (septiembre).
Tras sus fracasadas ofensivas en Oriente Medio y la llegada de tropas británicas a la Anatolia, Turquía firma el armisticio (30 octubre).

El 11 de Noviembre de 1918 la mayor tragedia que la humanidad había vivido hasta aquel momento concluía. Millones de muertos, heridos, inválidos…Millones en pérdidas económicas. Rencor, dolor, desolación.

  • El nuevo orden tras la guerra: los Tratados de Paz

El anhelo de que el conflicto que concluía en 1918 fuera “la guerra que pusiera fin a todas las guerras” se reveló pronto como un sueño bienintencionado. Los tratados de paz que se firmaron en la Conferencia de París fueron unos tratados completamente fallidos que pusieron las condiciones para un nuevo conflicto general.

  • La Conferencia de París (1919)

El 18 de enero de 1919, los representantes de los países vencedores se reunieron en la Conferencia de París, bajo la dirección del denominado Comité de los Cuatro: el presidente estadounidense Wilson, el Premier británico Lloyd George, el primer ministro francés Clemenceau y Orlando, el jefe del ejecutivo italiano.

El 4 de octubre de 1918, los alemanes habían pedido un armisticio basado en las propuestas, relativamente benévolas, planteadas por Wilson en su discurso de los “Catorce puntos” ante el Congreso norteamericano. La realidad fue mucho más dura para los derrotados. Los países vencedores llegaron a París con ideas menos benevolentes y con compromisos, a veces secretos, adquiridos durante la guerra.

Estos fueron los principales acuerdos firmados por las potencias de la Entente durante la guerra:

  1. Tratado secreto de Londres (1915).  Italia se unió a la Entente, tras prometerle Francia y Gran Bretaña su apoyo a diversas anexiones tras el conflicto. Trentino, el Alto Adigio, Istria y la mayor parte de Dalmacia en Europa, Libia, Eritrea, Somalia en África y concesiones en la costa del Egeo de la Anatolia turca.
  2. Acuerdo Sykes-Picot (1916). Francia y Gran Bretaña acordaron el reparto de las posesiones del Imperio Turco.
  3. Declaración Balfour (1917) Gran Bretaña prometió a las organizaciones sionistas la cesión de parte de Palestina para la creación de un estado judío. Esta promesa fue un elemento clave en el origen del futuro conflicto arabe-israelí.
  •  Las posturas divergentes de los vencedores

Los representantes de los vencedores llegaron a París con sus propias aspiraciones que a menudo eran diferentes de las de sus aliados.

Clemenceau personificó la postura de mayor dureza con Alemania. En los meses posteriores al armisticio repitió varias veces una frase que se hizo célebre:”Alemania pagará”.

Los países anglosajones, Estados Unidos y Gran Bretaña, sin querer dejar de castigar a Alemania, optaron por una actitud más conciliadora, conscientes de que no les interesaba castigar en exceso a la potencia germana.

Italia demandó reiteradamente compensaciones territoriales por su participación en la guerra. Finalmente, el Tratado de Londres de 1915 fue aplicado de una forma parcial. Italia no consiguió obtener una parte importante de sus reivindicaciones.

Los representantes de los derrotados no fueron invitados a la conferencia de paz. Los acuerdos, duramente negociados entre los vencedores y concretados en los diversos tratados de paz, les fueron presentados como un hecho consumado al que simplemente debían plegarse. Los alemanes, representantes de la recién nacida república de Weimar, firmaron el tratado de paz en Versalles el 28 de junio de 1919 tras ser amenazados con una invasión total de su país.  En Alemania se empezó a hablar del diktat, de la imposición, de Versalles.

  • Los tratados de paz

Los países vencedores fueron firmando diversos tratados de paz con cada una de las naciones derrotadas: Alemania, Austria, Hungría, Bulgaria y Turquía.

El Tratado de Versalles, firmado con Alemania

Cláusulas territoriales

  1. Francia recuperó Alsacia y Lorena.
  2. Eupen y Malmedy pasaron a manos de Bélgica.
  3. Territorios orientales fueron anexionados por Polonia. Aislamiento territorial del resto de Prusia Oriental.
  4. Danzig y Memel, poblaciones germanas del Báltico, fueron declaradas ciudades libres.
  5. Dinamarca se anexionó el norte de Schleswig-Holstein.
  6. El conjunto de las pérdidas territoriales de Alemania ascendió a 76.000 kilómetros cuadrados (13% de su territorio), donde vivían 6.5 millones de habitantes (10% de su población).
  7. Alemania perdió todas sus colonias, repartidas entre los vencedores.

Cláusulas militares

  1. Drástica limitación de la Armada y el Ejército.
  2. Desmilitarización de Renania (zona occidental y una franja de 50 km. al este del Rin).

Reparaciones de guerra

  1. Como responsable de una guerra iniciada por su agresión, Alemania quedó obligada a pagar reparaciones o indemnizaciones de guerra a los vencedores.
  2. En la Conferencia de Londres (1920) se fijó el monto total de las reparaciones: 140.000 millones de marcos-oro, una enorme cantidad.

Otras cláusulas

  1. Alemania reconoció su responsabilidad por la guerra y todos los daños que trajo consigo.
  2. Como país enemigo de la paz, a Alemania se la prohibió ingresar en la Sociedad de Naciones.
  3. Prohibición del Anschluss: unión Alemania y Austria.

El Tratado de Saint Germain, firmado con Austria

Fin del Imperio Austro-Húngaro. Fruto de su ruptura nacieron nuevos estados como Austria, Hungría y Checoslovaquia, a lo que se le unió cesiones territoriales a Italia y a las recién nacidas Polonia y Yugoslavia.

El Tratado de Trianon, firmado con Hungría

  1. Las mismas cláusulas que las que se aplicó a Austria.
  2. Importantes minorías húngaras en Checoslovaquia, Rumania (Transilvania) y Yugoslavia. Tres millones de habitantes, lo que suponía un tercio de la población total, quedaron fuera del estado nuevo estado húngaro.

El Tratado de Neuilly, firmado con Bulgaria

Pérdidas territoriales en beneficio de Rumania, Grecia y Yugoslavia

El Tratado de Sèvres, firmado con Turquía, y posteriormente corregido en el Tratado de Lausana en 1923

  1. Reparto de las posesiones del Oriente Medio entre Francia (Siria, Líbano) y Gran Bretaña (Palestina, Irak) en la forma de mandatos de la Sociedad de Naciones.
  2. Fuertes pérdidas territoriales en Anatolia y Tracia.

La resistencia turca a las duras condiciones estipuladas en Sèvres dieron lugar a una revolución nacional dirigida por Mustafá Kemal Atatürk. Tras una cruenta guerra contra los griegos se firmó un nuevo tratado en Lausana (1923).

Todos los países derrotados, al igual que Alemania, se vieron obligados a pagar reparaciones y a limitar los efectivos de sus ejércitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s